lunes, 5 de marzo de 2018



      
        VIAJE A VELA POR EL MAR ANDAMÁN (TAILANDIA)

DÍAS 1 Y 2:

Por la mañana hicimos las últimas compras y terminamos de estibar. Después de comer en el restaurante de la Marina salimos ya a navegar los dos barcos (yo estaba de capitán en el catamarán y otro patrón local llamado Sindi capitaneaba el velero). 


   

La salida es por un estrecho que divide la isla de Phuket con la península. Se ha de estar pendiente de los bajos ya que hay poco calado. 


Navegamos un par de horas hasta la Isla de Naka y fondeamos allí en donde pasamos la primera noche. Esta isla está ubicada al Oeste de la bahía de Phang Nga. En esta zona el agua suele estar revuelta debido a las fuertes corrientes.




Al día siguiente nos fuimos hacia el Sureste de la Isla Ko Yao Yai, hacía vientos suaves pero pudimos navegar un poco a vela.







Llegados a la isla paramos para preparar la comida, bajamos a la playa y algunos se fueron a dar una vuelta en moto de agua.




Se estaba tan bien que se nos hizo un poco tarde, salimos a navegar de nuevo para poner rumbo a Phi Phi Island. Tras algunas horas navegando llegamos de noche y fondeamos en la bahía de la cara Sur de la isla. Por la noche nos bajamos al pueblo y cenamos en un buen restaurante local y luego a disfrutar de unas cervecitas por allí.




El pueblo de Phi Phi Island es muy curioso por su ubicación, está en un estrecho que une lo que serían dos islas. Tiene dos largas playas a cada lado. Debido a su ubicación y poca altura lo arrasó de lleno el Sunami del 2.004. Luego se reconstruyó y el turismo de masas también le ha hecho bastante daño a este lugar que pudiendo ser un lugar de ensueño se queda en un lugar curioso. Eso sí, a la que nos alejamos un poco del pueblo es realmente espectacular.

viernes, 2 de marzo de 2018



VIAJE A VELA POR EL MAR ANDAMÁN (TAILANDIA)

PREPARATIVOS:


Tras un vuelo a Phuket que pasó relativamente rápido y con un precio más que asequible (590 €) alquilamos un coche y de allí nos fuimos al Hotel. Resulta que una compañera había reservado otro Hotel cerca del nuestro y cuando llegamos nos dieron la bienvenida con un chupito de cortesía. El problema vino cuando nos dimos cuenta de que no era nuestro alojamiento...así que dimos las gracias a lo tailandés (saludando con las manos juntas y bajando ligeramente la cabeza mientras íbamos repitiendo "konkuncha" o algo parecido). Las chicas de recepción siempre sonrientes (aquí dudamos seriamente de si nos tomaron por gilipollas) se despidieron amablemente de nosotros.




Para este viaje eramos 17 personas, algunos de nosotros llegamos ya un par de días antes para así tener tiempo de hacer los preparativos. A la mañana siguiente fuimos a visitar un Parque Natural con una reserva de simios y una cascada cerca.


 



Acostumbrados al Mediterráneo donde tenemos casi siempre un supermercado junto al puerto, aquí el más cercano se encontraba a 40' de la marina. Por la tarde fuimos a por la compra. En los Super cuesta encontrar la carne y el pescado fresco, para ello es mejor irse a los pequeños mercados locales. Además tienen un pasillo con las bebidas alcohólicas el cual lo abren solamente un par de veces al día con lo que tienes que acertar los horarios. 




Tras hacer parte de la compra fuimos a estibar esta en los barcos en una marina al Norte de Phuket: un catamarán Nautitech Open 40 del año 2016 y un velero Bavaria 45 del 2011. Tras cargar bolsas y más bolsas en el velero luego me di cuenta de: oh no!!! me confundí de barco y lo cargamos todo en el barco del vecino!!! por suerte mis compañeros/as se lo tomaron a broma (o eso me gustó interpretar...).


  


A lo largo de la tarde fue llegando el resto del grupo y nos encontramos por la noche para disfrutar de una buena cena de bienvenida.




 Al día siguiente nos esperaría la primera etapa de este viaje de 9 días en el que cada día dormimos en una isla distinta.


 




Continuará...